Sigue estos consejos prácticos para evitar el robo de la bicicleta:

  • Sitúa la bicicleta en un lugar visible y por el que transiten peatones, siempre sin obstruir el paso.
  • Asegúrate que el lugar donde vas a aparcar la bicicleta está firmemente anclado al suelo.
  • No ates la bici en árboles ni señales de tráfico que se puedan desmontar.
  • Si optas por llevar dos antirrobos, coloca el más fuerte (primario) para atar el cuadro y una rueda, y otro (secundario) para candar la otra rueda.
  • Átala siempre con candados que garanticen un mínimo nivel de seguridad.
  • Átala lo más alto que puedas (min. 50 cm del suelo), un candado cerca del suelo es más fácil y discreto de romper.
  • Retira los pequeños elementos propicios de robar: cuentakilómetros, luces obligatorias de circulación nocturna, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *